¿Por qué debemos hablar de envejecimiento saludable?

El envejecimiento saludable de la población puede considerarse un éxito de las políticas de salud pública y el desarrollo socioeconómico, pero también constituye un reto para la sociedad. Esta debe adaptarse para mejorar al máximo la salud y la capacidad funcional de las personas mayores, así como su participación social y su seguridad.

Lamentablemente no todos pueden tener un envejecimiento saludable. Es dependiendo del estilo de vida de cada persona, que un médico puede determinar a través de diversos estudios, si aquella puede llegar a presentar mayor vulnerabilidad a: enfermedades crónico degenerativas, ser dependiente, sufrir accidentes, cambios emocionales, trastornos del sueño, etc.

Envejecimiento y vida saludable

La OMS define a las personas de 60 a 74 años como de “edad avanzada”; de 75 a 90 años como “viejas o ancianas”; y a los que sobre pasan los 90 años, como “grandes, viejos o longevos”. En este sentido, debemos tomar en cuenta que, a lo largo de los años, nuestro cuerpo se enfrenta a todo tipo de circunstancias. Se adapta y evoluciona de acuerdo a nuestro estilo de vida, por lo cual es importante llevar a cabo acciones preventivas para detectar anomalías a tiempo.

Es importante reconocer que el envejecimiento es un proceso natural por el cual pasamos todos. Así, debemos saber que todos nuestros órganos son importantes; por ello, debemos revisar de manera eventual el corazón, sistema sanguíneo, ojos, hígado, riñones, mama, próstata, etc., para asegurarnos de su correcto funcionamiento.


Asegura una mejor calidad de vida en el adulto mayor, acudiendo regularmente al médico
ALas frutas como parte de la alimentación en los adultos mayores

Pero, ¿cómo lograr un completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades? Para lograrlo es conveniente realizar revisiones y modificaciones en el estilo de vida, las cuales lleven a un beneficio notable de la calidad de vida en el adulto mayor

¿Sabías que, de acuerdo a datos de la OMS, entre 2000 y 2050 la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%? Esto se debe al aumento de la esperanza de vida y a la disminución de la tasa de fecundidad. Y también, lo podemos ver reflejado en cómo el número de personas mayores de 60 años está aumentando más rápidamente, que cualquier otro grupo de edad en casi todos los países.

¿Cómo lograr una óptima calidad de vida en el adulto mayor?

Los expertos hablan de acciones específicas que toda persona puede seguir para lograr una vida saludable, como:

  • Cuidar de la alimentación
  • Realizar actividad física
  • Exámenes de laboratorio y clínicos de rutina
  • Inmunizaciones (aplicación de vacunas)
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco

A nivel mundial, también se realizan diferentes acciones para impulsar el envejecimiento saludable. En el caso de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, ambas trabajan en cuatro áreas críticas:


Cuida de tu salud para tener un envejecimiento saludable

a) Salud de las personas mayores en las políticas públicas.
b) Idoneidad de los sistemas de salud para afrontar los retos asociados con el envejecimiento de la población.
c) Capacitación de los recursos humanos necesarios para afrontar este reto.
d) Creación de capacidad destinada a generar la información necesaria para ejecutar y evaluar las acciones que mejoren la salud de la población mayor.


Optimizar la calidad de vida en el adulto mayor implica ser conscientes de muchos factores. La importancia de tener un día a día lo más saludable posible, siempre será clave para retardar o disminuir enfermedades no trasmisibles. Algunas como hipertensión arterial, osteoporosis o dislipidemias, son algunas de las que afectan principalmente a los adultos mayores en la actualidad, y que se pueden prevenir si se lleva una vida saludable.


Las frutas como parte de la alimentación en los adultos mayores
El historial clínico de un paciente, puede determinar padecimientos en su edad adulta
Fuente: Organización Mundial de la Salud. Constitución de la Organización Mundial de la Salud: Principios. 48ª Ed. Ginebra: 2014.