¿Usted desayuna diario o a veces?

Muchas personas consideran que han desayunado tras haber tomado únicamente café, jugo o galletas siendo que el organismo lleva entre 8 y 10 horas sin recibir ningún alimento.

Cuando dormimos el metabolismo realiza funciones vitales, todas estas funciones metabólicas implican un gasto energético. Por eso el desayuno es el alimento más importante del día ya que arranca las funciones metabólicas para que el cuerpo funcione de manera adecuada las siguientes 16 o más horas que estará despierto y en actividad.

Algunas de las consecuencias de saltarse el desayuno son alteraciones en el estado de ánimo, memoria, niveles de energía y es más probable que suban de peso, debido al déficit de glucosa que produce el ayuno. Y cuando al fin comemos, el hambre nos impulsa a un atracón.

Un desayuno equilibrado debería de contener frutas y verduras, cereales y tubérculos y productos de origen animal.

El desayunar nos ayuda a reducir el riesgo de desarrollar diabetes. Mantiene un estado nutricional correcto, mejora el rendimiento intelectual y físico, y ayuda a bajar de peso o a controlarlo.